La historia del seguro de sueldo comienza en el año 1952, desde entonces “los trabajadores” de Telefónica hemos conseguido crear un fondo de solidaridad interno que ha alcanzado los 90 millones de euros. Como todos sabemos, este seguro que se creó y sufragó íntegramente por los trabajadores, ha permanecido vigente hasta que dos organizaciones sindicales han decidido que acabará      el 31 de Diciembre del 2016.
El Seguro de Sueldo nació para cubrir dos elementos de protección social muy importantes en el caso de que a un trabajador le declararan una INCAPACIDAD TOTAL PARA LA PROFESIÓN HABITUAL:

  • El cobro de una cantidad complementaria en base al último salario neto del trabajador antes de la declaración de incapacidad TOTAL para la PROFESION habitual que complementa la pensión de la Seguridad Social.
  • También prevé el pago de cuantías que, en concepto de pluses por cargo o función tuviera atribuidas el empleado, y que a consecuencia de una enfermedad se le hubieran retirado.

Después de la desaparición de la ITP en el año 1992, la gestión quedó en manos del Comité Intercentros, que intentó desde entonces buscar una solución jurídica definitiva. Tras demasiados años, la han encontrado y se puede desglosar en  cuatro  puntos:

  1. Contratación con ANTARESde dos pólizas de seguro, una para los activos a fecha 31/12/2015 que cubra futuras contingencias y otra para los compañeros que ya estuviesen cobrando las prestaciones del Seguro de Supervivencia, ambas con las mismas condiciones que se tenían hasta ahora.
  2. Contratación de una cobertura dentalcon Antares Salud para todos los compañeros en activo a fecha del 31-12-2015, limitada en el tiempo en función del coste definitivo.
  3.  Desaparición del seguro de sueldo para todos los nuevos compañeros que entren en la compañía, que con una minina aportación inferior al 0.1% de su sueldo obtendrían importantes contraprestaciones.
  4. Ingreso en las cuentas de la compañía a través de ANTARES la cantidad de 90 millones de euros sin buscar otras propuestas de seguros que pudiesen ofrecer unas condiciones más beneficiosas para los trabajadores.

Las condiciones laborales para los futuros empleados de Telefónica ni se acercaran a las actuales y si bien es cierto que con el paso del tiempo los cambios producidos en el   mercado laboral condicionan y  modifican las reglas del juego,  también es cierto que con la colaboración de UGT y CCOO esta situación llega a extremos donde NO sería necesario llegar. No llegamos a entender cuál es el motivo de FINIQUITAR el Seguro de Sueldo, seguro que NO le supone ningún coste a la compañía y supone una importante cobertura social a los trabajadores, MENOS AÚN CUANDO SE HA DEMOSTRADO QUE HA SIDO POSITIVO Y HASTA RENTABLE, y “sin razón aparente” se lo negamos a los futuros trabajadores de nuestra empresa.Una vez más se demuestra que continúan con la política de eliminar prestaciones y mejoras a los futuros empleados de la compañía, y así poco a poco llegaremos donde la compañía hace mucho tiempo planeo conducirnos, a la extinción.